Slider_desdelaescafandra_9

El cuervo

  Sin palabras densas de saliva, fin del intermedio. Sin bombillas de cristal mojado. Sin minutos de espuma blanda.   Burbuja tibia del norte. Pasos de asfalto granate, palmas abiertas, … leer más →


“Sesnaciones”

  Sin más “deshilación” que la de un “güisi”, que la de una “gineba” barata, o que la de una “ceveza” fría a cambio de unas monedas, sin más “tempura” … leer más →


Fragmento 8

Todos los niños mitifican su nacimiento. Es un rasgo universal. ¿Quieres conocer a alguien? ¿Su corazón, su mente, su alma? Pídele que te hable de cuando nació. Lo que te … leer más →


A lo lejos

  Yo sé que a lo lejos me lees en voz alta y que mis palabras saben a ti, a hierro y a hierba.   Yo sé que a lo … leer más →


Fragmento 7

Estoy solo en la oscuridad, dándole vueltas al mundo en la cabeza mientras paso otra noche de insomnio, otra noche en blanco en la gran desolación americana. Arriba, mi hija … leer más →


Ella también había visto caer al hipopótamo

Un día me di cuenta de que ella también había visto caer al hipopótamo. Lo vi en sus ojos, en esos ojos oscuros como los míos, en esos ojos mate … leer más →


Fragmento 6

Lunes 24 de febrero Es evidente que Dios me concedió un destino oscuro. Ni siquiera cruel. Simplemente oscuro. Es evidente que me concedió una tregua. Al principio, me resistí a … leer más →


Cadencia

  Los segundos se deslizan silenciosos, gotas frías entre mis hombros.   Lluvia lenta de tiempo ciego Se abre surco sobre las venas. Empaña el pecho Y lloran mis pezones … leer más →


Las mareas no perdonan

  Esa mañana todavía oscura nevaba. Todavía temblaba. La casa vacía el reloj sin horas, que nadie mira, que ya no late. Algo, Todavía.   La ausencia deja huella en … leer más →


Reflexión 3