Paréntesis

  Entre tú y yo Ochenta centímetros de plumas Que pesan. Yo cierro los ojos Y no te toco Desnuda. Me aíslan los sueños Y tú no llegas, La niebla. … leer más →


Fragmento 5

[...] No tema, Renée, no me suicidaré y no le prenderé fuego a nada de nada. Pue, por usted, a partir de ahora buscaré los siempres en los jamases. La … leer más →


De ti recuerdo poco

  De ti recuerdo poco. Recuerdo, por ejemplo tu leve olor a naranjas, el sonido de tus pasos huecos, el corte de tus uñas, tu pierna sobre mi pierna en … leer más →


Poema a unos minutos

El sueño acabó con casi todo, pero resistieron unas cuantas velas curiosas y un colchón valiente.   Era una noche de palabras estrelladas de carreteras por las que cabalgan olas … leer más →


Hueles a vino fresco

Recordó el olor que desprendía cuando aquella noche sin luna decidió acompañarse de una copa de vino. Hueles a vino fresco, pensó sin apenas darse cuenta cuando el olor del … leer más →


Fragmento de “El tiritar de los años”

[...] – Toca otra, cariño, toca otra para mí, dime que me quieres con los dedos. Hazme bailar. Hazme pez como hacías de pequeño cuando te perdías en las peceras, … leer más →


Fragmento 4

[...] Esta era la segunda carta que recibía en su vida. La primera le llegó por error, en el correo, un día de primavera, más de veinte años atrás. Era … leer más →


Partes

  Puede que un día finalmente decida dejar de ser una.   Saldré entonces a la calle, desnuda la calle, desnuda yo, una mañana azul de invierno y esperaré inmóvil … leer más →


Fragmento de un relato sin título

“Si permanece bloqueada no fuerce, espere dos minutos más.” Eso decían las instrucciones de un electrodoméstico, pero algunos de nosotros deberíamos llevarlo tatuado en la nuca. Incluso en mis noches … leer más →


Fragmento 3

Soporto bien el miedo porque te creo cerca, y se suspende sobre nosotros una pequeña sombra que nos acaricia y nos designa con su sola presencia cuando callamos. Nunca estaré … leer más →