Las mareas no perdonan

 

Esa mañana todavía oscura

nevaba.

Todavía

temblaba.

La casa vacía

el reloj sin horas,

que nadie mira,

que ya no late.

Algo,

Todavía.

 

La ausencia deja huella en la pared,

Sombra imperceptible.

Marco de humo que gotea.

 

Las mareas no perdonan.

 

Leave a Comment